Generalmente los lugares más desconocidos son como la Isla del Tesoro, donde se guardan los mejores secretos y las esencias más puras. En el caso del cicloturismo montañero no iba a ser menos.

Uno de los lugares más escondidos de nuestra sierra es la zona conocida como Puerto Verde. Se trata de una cuerda montañosa formada por ondulados picos y collados de alrededor de 1400 metros de altitud, que separan los valles del Valdearazo y del Tercero. La zona está bastante despejada de vegetación, lo que la convierte en un largo mirador, bastante ciclable y un lugar privilegiado con algunas de las mejores vistas de la comarca.

A continuación se puede ver la ruta que realizamos un día de otoño de 2009. La ruta se puede dividir en dos sectores o bucles, que se pueden realizar por separado.

Primer bucle:

Segundo bucle:

El primer bucle, más corto, se realiza alrededor del cerro Altomiro subiendo por el río Susana y el cortijo de las Animas. Tras bajar por una pendiente no ciclable (el día que exploramos esta ruta sólo la hicieron en bici los más valientes) llegamos a la zona de Carboneros para iniciar el segundo bucle.

La segunda parte de la ruta es el verdadero plato fuerte. La subida se realiza por el carril privado de Carboneros, donde hay que atravesar varias puertas hasta llegar a la parte alta del cerro, en el Cortijo del Polvero. Poco más arriba del cortijo, el camino desaparece, pero la vegetación también, por lo que nos quedamos en una zona despoblada, bastante ciclable a pesar de la presencia de piedras, pero con una casi permanente alfombra verde que nos hará ganar altura progresivamente. La subida continúa hasta el collado del Polvero, donde las espectaculares vistas de las cuerdas cercanas y los valles colindantes nos harán vivir una verdadera aventura.

Desde el collado del Polvero hasta el Puerto Verde disfrutamos de casi cuatro kilómetros en los que no hay camino marcado, con pequeñas subidas y bajadas para flanquear los cerros, siempre en torno a los 1400 metros de altitud.

Desde el Puerto Verde decidimos bajar por el cauce del barranco, ya que es el lugar más despejado de vegetación, si bien el descenso se convierte en una aventura complicada y bastante tediosa. A medida que bajamos, el camino se convierte en un pequeño laberinto con grandes pendientes, pero no es demasiado largo. El premio a tanto esfuerzo se obtiene cuando se divisa al fondo el valle del Tercero, un río no permanente con un gran lecho pedregoso y el legendario cortijo, ahora deshabitado (ver nuestro artículo sobre el río Tercero).

El regreso a Valdepeñas se hace por la pista forestal de la Fresnedilla. En la grabación de la ruta en el GPS hay algunas irregularidades, debido a algunos desvíos «experimentales» realizados a partir del camino principal, para volver a la ruta al poco tiempo. Estas irregularidades son fáciles de ver en el GPS y se pueden tomar decisiones sobre el terreno.

Sin duda, las vistas desde Puerto Verde son fantásticas, de lo mejor de nuestra sierra.

Todas las fotos en:

https://picasaweb.google.com/107800590932972178412/20091115PuertoVerde

La ruta ha sido publicada en este enlace de Wikiloc:

http://www.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2205643

Compartir en redes sociales ... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Print this page
Print

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies